Mantener registros estables

Consigue la aprobacion de un prestamo online en unos minutos

2020.06.25 18:47 teleprestamos Consigue la aprobacion de un prestamo online en unos minutos

Consigue la aprobacion de un prestamo online en unos minutos
Independientemente de cuán financieramente estable sea, habrá momentos en su vida en los que necesitará producir una gran cantidad de dinero en un corto período de tiempo. Si de repente pierde su trabajo, por ejemplo, debe buscar recursos financieros para poder mantener a su familia. Situaciones como estas pueden hacer que las personas soliciten préstamos pequeños.
Los préstamos pequeños vienen con varios beneficios. Por un lado, solicitar este tipo de préstamo le permite experimentar versatilidad porque se le permitirá pedir dinero prestado independientemente del propósito. Pero antes de que pueda experimentar estos beneficios, primero debe trabajar para que se aprueben sus préstamos pequeños. Tener un buen desempeño durante este proceso es vital, ya que puede hacer o deshacer su calificación para pedir dinero prestado a un prestamista.
Para ayudarlo, aquí hay algunos consejos para ayudarlo a obtener aprobación para préstamos pequeños:
1. Recopilar información personal
Diferentes prestamistas requerirán diferentes documentos de usted cuando solicite préstamos pequeños. Mientras que algunos son muy estrictos con los documentos que necesitan, otros son muy indulgentes. Para que ahorre tiempo y energía cuando presente la solicitud y aumente sus posibilidades de obtener la aprobación, es mejor si reúne toda su información personal de antemano. Esto facilitará que el prestamista evalúe su carácter y decida si es o no lo suficientemente capaz de pagar el préstamo.
Antes de trabajar con un prestamista, asegúrese de reunir todos estos documentos:
  • Puntaje de crédito: todos los prestamistas requerirán una copia de su puntaje de crédito. Este documento les permite ver qué tan bien administran su crédito y qué tipos de créditos han adquirido en el pasado.
  • Informe de crédito: su puntaje de crédito se calculará en función de la información de su informe de crédito. Cuando solicite un préstamo pequeño, asegúrese de solicitar su informe de crédito a las agencias de crédito y verifique si la información indicada es correcta.
  • Identificación: los prestamistas también le pedirán que proporcione algunos documentos de identificación que pueden incluir su tarjeta de Seguro Social, licencia de conducir y otras identificaciones emitidas por el estado. Cuantas más identificaciones pueda presentar, mejor.

https://preview.redd.it/712ffv0i53751.jpg?width=700&format=pjpg&auto=webp&s=f88100a44c4ef791559c80879c541b2d768f348c
2. Mejora tu puntaje de crédito
Su puntaje de crédito es un factor decisivo importante para que los prestamistas aprueben su solicitud para obtener préstamos pequeños. Dado que su puntaje de crédito puede decir mucho sobre qué tan bien maneja su crédito en el pasado, esto puede tomar o deshacer su decisión de aprobar su pequeño préstamo.
Si no desea que el puntaje de crédito bajo se convierta en la razón por la cual se le negará su solicitud de préstamo pequeño, primero haga un esfuerzo por mejorar su puntaje de crédito. Dependiendo de su puntaje actual, es posible que deba pasar semanas o meses para hacer lo siguiente:
  • Pague todas sus deudas: como se mencionó, su puntaje de crédito puede determinar qué tan bien administra las deudas. Si actualmente tiene muchas deudas, el prestamista dudará en aprobar cualquier solicitud de préstamo pendiente, pensando que tendrá dificultades para pagarlas al mismo tiempo. Asegúrese de que su puntaje de crédito muestre una buena relación deuda-ingreso pagando todas sus deudas existentes antes de solicitar préstamos pequeños como en el caso de Nexu.
  • Consolidar pagos: considere consolidar varias deudas en un solo esquema de pago para disfrutar de tasas de interés más baratas. Si tiene un préstamo estudiantil existente , por ejemplo, verifique si puede consolidarlo con otros préstamos para tasas de interés más bajas. Los pagos consolidados le facilitarán el pago de los préstamos existentes y, en algunos casos, también lo ayudarán a ahorrar dinero en el pago de tasas de interés.
  • Aclare cualquier error: es mejor si adquiere su informe de crédito temprano para poder verificar la exactitud de sus registros y corregirlo si ve algún error. Por ejemplo, su informe de crédito puede mostrar como existente un préstamo que ya pagó hace años, por lo que siempre es esencial verificar cada línea del documento.
3. Demuestre que puede pagar
Independientemente de la cantidad de dinero que planea pedir prestado, los prestamistas siempre querrán saber si prestarle dinero es una apuesta segura. Esto se debe a que será un desafío para sus negocios progresar si terminan prestando dinero a personas que no pueden pagarlos.
Para demostrar a sus prestamistas que tiene la capacidad de pagar sus pequeños préstamos, presente documentos que demuestren que tiene un ingreso estable. Si está empleado, proporcione una copia de sus extractos de cuenta bancaria y declaraciones de impuestos. También puede mostrar pruebas de que tiene otras fuentes de ingresos , como regalías de obras de arte o donaciones financieras anuales.
Toma decisiones inteligentes
Además de saber cómo obtener la aprobación para préstamos pequeños, como es un préstamo de 300 euros en 15 minutos también es importante que ejerza tiempo y esfuerzo para encontrar el prestamista adecuado. Con la cantidad de personas que necesitan dinero, espere que se encuentre con varias empresas que ofrecen préstamos pequeños.
Para que termines con el mejor prestamista, asegúrate de pasar tiempo buscando al menos tres opciones y compara sus ofertas. Es importante que compare cuidadosamente varios servicios para poder determinar fácilmente cuál es el mejor para usted, especialmente cuando se trata de los términos de pago.
submitted by teleprestamos to u/teleprestamos [link] [comments]


2019.10.29 12:31 alforo_ El problema de la decadencia del Estado español: Gobernanza y poder judicial

La inteligencia colectiva de la transición española está en convulsión por una sentencia del Tribunal Supremo cuya principal virtud –sino la única–, ha sido la de impulsar el revoloteo indiscriminado de todo tipo de experto, analista, jurista y periodista; de élites y de masas populares que con razones y devociones cacarean y vociferan patrias y banderas, derechos y penas, con cierto desconcierto y perplejidad. En el país de los milagros transitorios del siglo XX –importante reservorio turístico de la Unión Europea–, el siglo XXI se perfila como el periodo de la eclosión de todas las burbujas. El sueño de riqueza pinchó en la crisis de 2008, luego emergió la corrupción política, y ahora el soberano Poder Judicial se ve ampliamente cuestionado tanto en su neutralidad técnica, como en su papel de mediador social.
La ley entre la barbarie y la esperanza
La Ley es un concepto con historia en España. Tiene un valor simbólico cargado de incongruencias, imposturas y barbaries, así como también de enormes aspiraciones de equidad y justicia. Del Tribunal de Orden Público se pasó a la Audiencia Nacional, y la transición heredó el mantra del viejo régimen de que la Ley está para respetarla cumpliendo acríticamente las interpretaciones, y resoluciones, del Poder Judicial. ¿Qué es la Ley? Parece una pregunta de fácil respuesta, por su aparente obviedad. Sin embargo, en la España del siglo XXI su respuesta presenta sus grandes dificultades ante la deriva de un constitucionalismo en progresiva degradación y general volatilización de garantías procesales (1). La Ley es, pues, un concepto complejo que obliga a interpretar tanto la realidad de los hechos como su ajuste, o desajuste, a la norma. Respetar la Ley, sólo implica respetar la norma; ese es el límite, y sin que ese respeto acoja la obligación de respetar acríticamente toda interpretación y aplicación de la misma.
Acatamiento, discrepancia y prudencia
Desde el primer momento muchos de los opinadores –llamémosle «legalistas ciegos»–, extienden ese límite al acatamiento acrítico de una sentencia sin más respaldo que el respeto ad hominem del tribunal que la dicta. Pero es un acatamiento en lealtad al monopolio de la institución que administra la Ley; no a la Ley. Lamentablemente éste puede ser un gran error del Presidente del Gobierno que se pronuncia antes de concluir el recorrido procesal ante el TC y el TEDH pese a que poca esperanza cabe albergar. Error, cuanto menos, de prudencia, pero también de ubicación y perspectiva. De ubicación por cuanto la supuesta separación de poderes no implica la subordinación del ejecutivo, sino su independencia; y de perspectiva por cuanto el PSOE defiende, supuestamente, una evolución de tipo federalista para la España de las autonomías. Falta de prudencia que, desde la perspectiva técnico–jurídica, va aflorando con el análisis de los críticos más incisivos que se adentran en el texto de la sentencia y la califican técnicamente de injusta en parámetros de una discrepancia muy tangencial al supuesto de la prevaricación.
El circo de los expertos y los opinadores de filias y fobias
Distintos juristas señalan quiebra del principio de legalidad, por cuanto no se ajusta a la legalidad –más que con fórceps–, tiene tintes políticos, es autoritaria, decimonónica, incompetente, instrumentaliza los hechos para construir una tesis condenatoria con uso de demasiados juicios de valor, estira y manipula los elementos del delito, es incongruente, desproporcionada, retórica militante, y puro simulacro de proceso judicial, etc. Incluso un creativo juez del TSJA innova el derecho y crea el delito del «alzamiento institucional» con séquito multitudinario, en puro éxtasis cristiano de cometa navideño (2). Luego, en el vagón de cola, se agrupan las filias y las fobias en fanatismos y conveniencias de todo signo sin más tesitura argumental que la que genera el grado de hostilidad que quiere proyectar el «opinante» hacia el campo contrario. En su gran mayoría se trata de actos retóricos de posicionamiento y reprobación sin más núcleo que la palabrería al uso en el espectro de adjetivos que va desde sentencia cruel y provocadora, hasta débil y entreguista pasando por toda cota de equilibrios.
¡Es el espectáculo, idiota!
En la prensa destaca el puro éxtasis de molturación y regurgitación de toda realidad televisiva, en un espectáculo de filias y fobias, sin reflexión. Si Pedro Sánchez no ejerce la independencia del poder ejecutivo con respecto al judicial, la prensa binaria española apenas muestra criterio de objetividad fuera del espectáculo que oscila de la pena al miedo donde las manifestaciones pacíficas carecen de interés por anodinas. En España no hay razón, sólo emoción; ¡Es el espectáculo; idiota! Sin duda, Vox, Ciudadanos y el Partido Popular crean las emociones que promueven el espectáculo, mientras la izquierda española sólo manifiesta contradicciones como su principal aporte al espectáculo mediático. Hoy «el pueblo» es el pueblo televisado, y el poder popular se encuentra mediado por el mercado de los consumidores de las ofertas de los medios privados de comunicación que transforman la ilustración en publicidad.
El presentismo de máxima audiencia y el orden decadente
Incluso la liturgia de la exhumación de Franco se exhibe como un espectáculo de dimensión histórica –just in time–, en un contexto de eruditos donde presente y pasado sólo se articulan sobre reproches morales coloreado con el numerito especial de un Tejero aclamado por los feligreses de Mingorrubio a la espera de la momia del dictador. La gran contradicción de la transición del 78 se muestra en el momento actual con la imagen de la salida de Franco del Valle de los Caídos al mismo tiempo que el Franquismo más primitivo se instala con fuerza en el Congreso de los Diputados. Las contradicciones y las incongruencias constituyen la tramoya habitual de una transición cuya oficialidad se aferra a la ilusión teatral de un lenguaje institucional y jurídico manifiestamente poético-emocional basado en la racionalidad instrumental de los poderes establecidos a los efectos de mantener a salvo el estatus quo sellado por el orden de la Constitución de 1978. Un orden que se encuentra tan momificado como el viejo dictador y en plena decadencia tanto interior como en comparación geopolítica con los parámetros internacionales que marcan la dirección de futuro en el siglo XXI.
El imperio de las lagunas
El poder legislativo difícilmente puede aportar gran influencia real en la abolición de normas y ordenamientos jurídicos que mejor salvaguardan los intereses de los estamentos sociales y económicos plenamente convencidos de que nada, ni nadie, debe entrar en conflicto con su voluntad hegemónica de llevar a cabo –sin alternativa–, las acciones que consideran que deben hacer. Las lagunas y ambigüedades de los textos legales refuerzan el papel interpretativo del poder judicial bajo una metodología elitista de elaboración de leyes que ningún partido cuestiona y la ciudadanía desconoce ampliamente.
La gobernanza de entelequias
El poder ejecutivo y administrativo se limita al ejercicio de un concepto tradicional de gobernanza donde una élite de meritocracia formalista se erige en minoría rectora de las instituciones al servicio del político de turno. Modelo que impide el desarrollo estable –e independiente–, del ejercicio de la función pública en los ámbitos municipales, autonómicos y estatales cuya gestión se ve caracterizada por la contingencia de la circunstancia y el afloramiento de un gigantesco mosaico de particularidades que degradan el sentido de lo común. La autonomía y objetividad del funcionario público español es una figura eminentemente ideal carente –en su gran parte–, de base ontológica. La corrupción es el síntoma más evidente de esta falta de autonomía y estrecha dependencia del «jefe» político.
La decadencia institucional
Sin embargo, la decadencia de las instituciones emanadas de la transición del 78 tiene su origen en la persistente falta de proyecto de la política española. Del pragmatismo felipista creador de burbujas pasamos al aznarismo imperial de autodestrucción masiva moderado con el austericidio de Rajoy. La derecha clama por el restablecimiento del elitismo perdido y la izquierda aboga por lo posible en un mundo de «circunstancias» adversas montados en el vagón de cola de una Europa en punto muerto frente a al potente renacimiento de Asia y la lánguida decadencia de la hegemonía norteamericana. La izquierda española palidece frente al modelo de Singapur forjado en torno a una idea de educación y formación que elimina el credo de la desigualdad de talentos y postula una enseñanza basada en la premisa de la igualdad de las personas toda vez que todos los seres humanos estamos dotados por igual de inteligencia y voluntad. Igualdad que traslada el centro de la institución educativa, al ciudadano estudiante, no para formarlo como futuro empleado, sino para impulsar sus propias potencialidades como futuro emprendedor. Frente a esta potente idea asiática de progreso como capacidad autónoma de emprendimiento, la izquierda española sólo presenta la idea de adaptación a lo que hay asumiendo la falacia neoliberal de que no hay alternativa. No promueve cambios legislativos relevantes ni se plantea el problema de la eficacia de los servicios públicos austerizados con relación a las necesidades de la ciudadanía; algo que se ve muy claro tanto en la educación –y la investigación–, como en la sanidad.
El sacro poder de la interpretación volitiva
El poder judicial es el más opaco de todos los poderes del Estado Español. El único que garantiza la inmunidad judicial de la oligarquía española tanto en sus formas de hacer, como en la protección de sus intereses y ganancias. Su potestad se limita a la interpretación de la Ley con tal fortuna que las propias leyes procesales presentan tal grado de elasticidad que entre ambigüedades y lagunas la voluntad del juez se erige sin dificultad en decisión para resolver el conflicto.
Negar la existencia de la prevaricación judicial en España es tan pueril como negar la existencia de oxígeno en un jardín botánico. Otra cosa es que los artículos 446 y 447 del Código Penal permitan a un ciudadano acreditar la prevaricación judicial en frontal obstrucción beligerante del Poder Judicial. No obstante, la idea de justicia se enuncia en la España del 78 bajo ese lenguaje poético jurídico de conveniencia a los propósitos y fines del sistema. Se trata de una retórica difusa, de conceptos vacíos, trazos irregulares y figuras discordantes que generan perplejidad bajo un pomposo ritual procesal en el que las palabras chocan unas con otras, como por ejemplo la broma inútil del denominado «incidente de nulidad de actuaciones».
El flogisto de los derechos fundamentales y el síndrome de Estocolmo
La propia idea de «derecho fundamental» puede convertirse en una macabra broma si un juez así lo estima por cuanto nadie sabe con certeza qué es un derecho fundamental, mucho menos el famoso «derecho a la tutela judicial efectiva» un derecho tan complejo como el propio universo y tan volátil como el flogisto de la alquimia medieval. Sólo los derechos de propiedad son acreditables bajo registro notarial, un privilegio legal del que claramente carecen los demás derechos. La sentencia del procés señala que el respeto a la Ley es problemático para cualquier político que pretenda encarnar y canalizar el espíritu y la voluntad de «el pueblo» real, toda vez que la retórica judicial encarna el concepto idealizado de «pueblo» en la figura del Rey que representa el estatus quo del sistema de poderes español que redactó la Constitución del 78. Así pues, mientras la derecha española se ve ampliamente refrendada en el Poder Judicial, la izquierda padece históricamente de algo muy parecido al «síndrome de Estocolmo». Ni siquiera el mundo universitario de las facultades de derecho estudia la realidad de las actuaciones jurisdiccionales del Poder Judicial, mucho menos la realidad de los procedimientos legislativos del Congreso; cómo surgen y quienes influyen.
La férula del absolutismo decimonónico
El Poder Judicial es absoluto, carece de contrapesos y sistemas eficaces de control. La racionalidad de sus resoluciones no es científica, sino instrumental toda vez que adapta los medios al fin que persigue a fin de ajustar la realidad a las exigencias de la norma. No es la norma lo que se viola, sino la realidad de los hechos la que se modula a conveniencia. Manipulación que se realiza al amparo de la regla arcaica de la «sana crítica». Un término del siglo XVII acuñado por los jesuitas franceses en la dialéctica de la contrarreforma. La arbitrariedad del Poder Judicial es tan «soberanamente habitual», pese a estar prohibida por el art. 3 de la Constitución Española que un juez de Jaén no tiene reparo alguno de expresar –ad pedem litterae–, en escrito procesal su personal sentimiento de «profundo odio» contra una empresa y su letrado que había presentado recurso de recusación contra el juez. Nadie concibe hoy en España que un empleado de Mercadona exprese su sentimiento de odio contra un cliente que manifiesta su queja. Su imagen de profesionalidad quedaría fulminantemente laminada por la propia filosofía de empresa. Mas allá del anecdotario de las anomalías relevantes, la actual configuración de todo el sistema judicial español –anquilosado en la alquimia de voluntades–, constituye un enorme lastre de inercia que impide seriamente el desarrollo de cualquier política emancipatoria que, cuanto menos, ponga freno al largo proceso de decadencia en el que se encuentra inmerso el Estado Español. Sin proyecto de futuro el presente se va descomponiendo en una larga sucesión de pasados que se agotan en sí mismos. https://lacalledecordoba21.blogspot.com/2019/10/el-problema-de-la-decadencia-del-estado.html
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.08.12 09:22 icoinformation General info and list of exchanges for Arepacoin (AREPA)

RESUMEN La Arepa Coin (AREPA), tiene su origen para el año 2016 por un grupo de desarrolladores con la idea de comercializar en el campo de las criptodivisas, pero luego para finales de ese mismo año es abandonada, ya que, la información sobre los avances de la misma dejaron de ser continuos, hasta que, para el año en curso (2018), es retomada por otro grupo de desarrolladores, quienes modifican el código fuente original y es relanzada con un nuevo nombre AREPA COIN VE. La cadena de bloques permite verificar y transferir de manera exacta toda la información, prescindiendo de terceros, brindando las herramientas necesarias para una operación exitosa, el reto o el objetivo principal es tener los instrumentos financieros transparentes, eficientes e inclusivos. La población en general, sin importar donde se encuentre, tendrá a su alcance una tecnología que le permitirá mantener el contacto directo con el país, saltando las barreras principales producto de las restricciones derivadas del bloqueo financiero, y disfrutará las ventajas de contar con diversos medio de pago robusto para estimular el ahorro, la comercialización, la producción y contribuir con desarrollo del país, para lograr una estabilización económica. INTRODUCCION La tecnología de cadena de bloques (blockchain), en el mercado global de criptodivisas, no es simplemente una tendencia, sino un futuro en el cual el manejo de las finanzas personales, empresariales, institucionales y potencialmente entre países se volverá más fácil, directo, rápido y transparente. La aplicación de esta tecnología, las criptomonedas, destacan su popularidad. Dichos instrumentos resultan convenientes para una sociedad global debido a que permiten mayor eficiencia, rapidez y libertad en todo tipo de transacciones, especialmente en el comercio internacional. Su uso ha generado un universo de oportunidades que tienen el potencial de alterar las prácticas de negocio convencionales, sobre todo en industrias basadas en la intermediación para el intercambio o la verificación, como las finanzas, el comercio, la manufactura e incluso en áreas del conocimiento humano que acostumbran adoptar las innovaciones tecnológicas en medianos y largos plazos, como lo son el derecho y la política. Aún falta masa crítica de adopción de las criptomonedas entre inversionistas, emprendedores, consumidores, instituciones, empresas e inclusive gobiernos, como alternativa de transferencia de valor e información: a principios de 2017 la cantidad de usuarios activos de criptomonedas en el todo el mundo se estimaba en alrededor de tres millones. Sin embargo, el crecimiento explosivo de la oferta y la demanda, del capital de mercado y las ofertas iniciales (ICOs), son claros indicadores de un crecimiento importante en la base de usuarios durante el año pasado. El desarrollo de criptoactivos está basado en la idea primordial de la sustitución del papel moneda por un sistema tecnológico de confianza. Este modelo de trabajo se fundamenta en el ingenioso mecanismo que combina redes, poder computacional e incentivos al trabajo colaborativo para garantizar la integridad de la información, trazabilidad y transparencia en los intercambios. Adicionalmente, ya que coloca directamente en las manos de las personas el manejo de sus recursos financieros, plantea un enfoque diferente de la seguridad en finanzas electrónicas. Sin embargo, a pesar de las ventajas inherentes de la tecnología blockchain o cadena de bloques, hasta ahora solo existen una cantidad sustancial de proyectos y de criptomonedas con un buen asentamiento en base a la confianza y la estabilidad, y Arepa Coin VE es una de ellas, la misma seria hasta ahora una de las cuatro criptomonedas existente en el país. 1 https://hbr.org/2017/03/the-blockchain-will-do-to-banks-and-law-firms-what-the-internet-did-to-media 2 https://capitalmarketsblog.accenture.com/blockchain-technology-a-fad-or-here-to-stay 3 https://coinmarketcap.com/ 4 https://www.forbes.com/sites/chancebarnett/2017/09/23/inside-the-meteoric-rise-of-icos/#1d6cb3b05670 1. ANTECEDENTES Para comenzar, debido a la situación y condición que se encuentra el país, muchos desarrolladores y usuarios finales se abocaron por la inmersión del sistema de criptodivisas, es decir, encontrar un canal por donde obtener ingresos y traspasos de valores, los cuales ayuden a encontrar una estabilización económica que tan anhela el país. Seguidamente, la necesidad de tener un canal que no dependa del sistema monetario tradicional o banca tradicional, ayudaran en diversos aspecto tanto a la sociedad Venezolana como Internacional. La combinación de estos antecedentes históricos y el reconocimiento internacional del enorme potencial de las nuevas tecnologías, sustentan la idea de la Arepa Coin VE como criptomoneda nacional e internacional desarrollada y promovida por un grupo de desarrolladores y comunidad en constante crecimiento para el desarrollo de una economía global descentralizada, más justa, inclusiva y transparente. 1 Barrdear, J. y Kumhof, M. (2016). Macroeconomics of central bank issued digital currencies. Bank of England Staff Working Paper No. 605 July 2 https://www.bis.org/review/r090402c.pdf 2. FUNDAMENTOS TECNOLOGICOS Para comenzar, debido a la situación y condición que se encuentra el país, muchos desarrolladores y usuarios finales se abocaron por la inmersión del sistema de criptodivisas, es decir, encontrar un canal por donde obtener ingresos y traspasos de valores, los cuales ayuden a encontrar una estabilización económica que tan anhela el país. 2.1. CADENAS DE BLOQUES (BLOCKCHAIN) Una cadena articulada o de bloques es un libro contable público que puede registrar transacciones entre dos partes de manera eficiente, verificable y permanente. Ello permite la sustitución tecnológica de la confianza a través del trabajo colaborativo de una red electrónica cuyos nodos responden a intereses diversos, que se alinean para garantizar la eficiencia del sistema por medio de reglas claras e incentivos otorgados por la misma red. La cadena de bloques organiza la información en forma de bloques, que son verificados por los nodos de la red para poderlos conectar al bloque que lo precede a través de un código hash. La conformación única de los códigos que vinculan a los bloques depende de mecanismos de encriptación que son, a su vez, definidos por una representación codificada y compactada de la serie de entradas que contengan. Una vez creado un bloque y verificado por un número determinado de nodos (o todos), según protocolos y reglas definidas desde el primer bloque de la cadena (“bloque génesis”), la modificación es distribuida a todos los nodos de la red. Todos los nodos tienen la totalidad del registro y la posibilidad (a veces, la obligación) de auditarlo en forma permanente y en tiempo real. La característica fundamental de una cadena de bloques es la “distribución”, es decir, la desconcentración de los trabajos y el acceso a la información. Todos los miembros tienen un rol importante (en la mayoría de las cadenas de bloques todos los nodos tienen exactamente el mismo rol), pero ninguno concentra información, ni tiene el poder de tomar algún tipo de decisión sobre la cadena, por lo que se requiere de un consenso global basado en reglas claras y estrictas cuando se desea realizar algún cambio. Los registros de una cadena de bloques son, por tanto, altamente confiables gracias a que garantizan la integridad de la información, trazabilidad de las transacciones y seguridad. El uso de las cadenas de bloques comienza a ganar popularidad globalmente. En la actualidad tiene centenares de aplicaciones. Esta tecnología de „registros electrónicos distribuidos‟ puede aprovecharse para administrar todo tipo de información: historias médicas, autoría y patentes, autentificación de datos, distribución de alimentos, bienes raíces y más, ofreciendo incluso la posibilidad de programar “contratos inteligentes” (Smart contracts) de ejecución automática, que prometen revolucionar muchas actividades e industrias alrededor del mundo. Entre las aplicaciones destaca el registro de transferencia de valor, pues las cadenas de bloques hacen posible -por primera vez en la historia- las transferencias electrónicas reales, es decir aquellas donde una parte cede a otra un elemento de información y pierde de forma definitiva su tenencia (la capacidad de usarlo o copiarlo). En pocas palabras, las cadenas de bloques eliminan la posibilidad del “doble uso” en la transferencia de información, que en operaciones financieras se traduce en “doble gasto”. 2.2. CRIPTOMONEDAS No es de extrañar que las cadenas de bloques hayan sido ideadas precisamente pensando en la preservación del valor y la libertad de manera descentralizada para realizar transferencias de éste. Bitcoin, la primera criptomoneda digital basada en la confianza y distribuida -sin la intervención de un ente central- fue su primera aplicación. Las criptomonedas son activos digitales diseñados para trabajar como medios de intercambio que usan criptografía para darle seguridad a sus transacciones, para controlar la creación de nuevas unidades y para verificar la transferencia de éstos. Las criptomonedas: a. Facilitan las transacciones monetarias y legales (Peer to Peer). b. Permiten la transferencia de activos (o certificaciones de su propiedad) de manera más segura. c. Facultan a los usuarios y las organizaciones sobre el manejo de sus finanzas, para que ellos mismos se conviertan en los dueños de los bancos, y no solo de la cuenta bancaria, al poseer un “monedero digital” o wallet para guardar sus criptomonedas. d. Evitan el alto costo transaccional de las compañías de tarjetas de crédito y procesadores de pago centralizados tradicionales. e. Ahorran tiempo gracias a la rapidez de las transacciones. f. Eliminan las barreras geográficas al ser impulsados y sustentados en protocolos de internet, dando acceso a operaciones financieras internacionales seguras. 3. LA OPORTUNIDAD Los momentos por los cuales el país venezolano está atravesando actualmente reaccionan como elementos catalizadores para la creación de criptomonedas que son respuestas tecnológicas a un solución que esta lo más cercana posible para combatir dicha problemática de impedimentos de compra y venta nacional e internacional. 4. AREPA COIN VE 4.1. DESCRIPCIÓN Arepa coin ve (AREPA) será un criptoactivo de fácil utilización de punto a punto, teniendo la capacidad de ser usado como elemento de mercado, compra, venta, ahorro, bienes, servicios, tradeo e intercambio con otras criptomonedas. Su utilización será el motor de promoción de una economía digital independiente, transparente y abierta a la participación directa de los ciudadanos del país y del mundo, que servirá de plataforma para el desarrollo de los criptoactivos y la innovación en Venezuela y otros países emergentes. Este instrumento impulsará el surgimiento de un sistema financiero global más justo, colaborativo, autónomo y favorable al crecimiento y el intercambio entre economías desarrolladas y en desarrollo: AREPA COIN VE POSEE ELEMENTOS PRIMORDIALES COMO: a) Medio de intercambio. Podrá ser usado para adquirir bienes o servicios y será canjeable por dinero fiduciario y otros criptoactivos o criptomonedas a través de casas de intercambio digitales. b) Plataforma digital. Podría ejercer las funciones de una representación digital de mercancías y/o materias primas (e-commodity) y servirá como andamio para crear otros instrumentos digitales orientados al comercio y las finanzas nacionales e internacionales. c) Instrumento de ahorro e inversión. Su valor estable alentará su uso como reserva de valor e inversión financiera. Divisibilidad AREPA será divisible en 100.000.000 de unidades. La unidad mínima de intercambio será denominada Relleno (0,00000001). 5. COMPRA, VENTA E INTERCAMBO La AREPA se podrá adquirir siguiente forma: a. Exchange o casas de intercambio. b. Vendedores oficiales autorizados por el grupo de desarrolladores en base a la confianza, su estabilizad y compromiso directo con la moneda. c. Utilización de otros medios de pagos con otro tipo de divisa de valor. d. Comunidad activa realizando transacciones directas con la moneda misma. La compra y venta de AREPA puede ser realizada de persona a persona, de portafolio a portafolio, en una manera segura. Está fuera del alcance de un bloqueo o limitación arbitraria por parte de terceros a menos que esté en manos de una entidad centralizada, tal como una casa de intercambio. Esta capacidad de la cadena de bloques AREPA para ejecutar operaciones directas de intercambio permitirá que el instrumento sea utilizado como medio de pago directo en negocios, restaurantes y empresas proveedoras de bienes y servicios. De todos modos, debe notarse que las casas de intercambio digital desempeñarán un rol fundamental en el monitoreo y prevención de actividades ilícitas y en el combate al lavado de dinero, por lo que constituyen el medio ideal para canalizar las actividades comerciales, industriales y de negocios de comercio internacional en las que AREPA interactúa con dinero fiduciario y con otros criptoactivos o criptomonedas.
EXCHANGE LIST
Binance
Huobi
Kucoin
Bibox
Qryptos
Satoexchange
BIGone
Bitrue
Bilaxy
Bit-Z
Linkcoin
SECURE WALLET
Ledgerwallet
Trezor
submitted by icoinformation to Arepacoin [link] [comments]


2016.06.07 02:51 ShaunaDorothy ¡Por movilizaciones sindicales contra la represión! Ayotzinapa, el estado y la revolución permanente ¡Romper con el PRD/Morena/AMLO! ¡Forjar un partido leninista-trotskista! (Marzo de 2015)

https://archive.is/iepO0
Espartaco No. 43 Marzo de 2015
A continuación imprimimos, editado para su publicación, el foro dado por nuestro camarada Sacramento Talavera en el Museo Casa de León Trotsky el 7 de febrero. Ese mismo fin de semana inició un paro y una serie de movilizaciones de maestros en Guerrero agrupados en la disidente CETEG, la Sección XIV del SNTE y el SUSPEG contra la retención de sus salarios por parte del gobierno estatal. La noche del martes 24 de febrero la Policía Federal arremetió contra una protesta de profesores, matando a golpes al maestro Claudio Castillo Peña, “camarada que tenía poliomielitis, el cual no podía defenderse ni correr, dado su estado físico y la edad que tenía”, según una declaración de la CETEG.
A los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y a los seis baleados por la policía aquel 26 de septiembre, se suma una muerte más de un luchador social. Apenas este martes desapareció Gustavo Salgado Delgado, militante del Partido Comunista de México (m-l), quien trabajaba para mejorar las condiciones de vida de los jornaleros de La Montaña de Guerrero. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente en Morelos —un estado gobernado también por el PRD— y, según información de El País, estaba decapitado y desmembrado. Gustavo Salgado se añade a una lista de ya varios desaparecidos del PCM (m-l). Todo militante de izquierda, todo oponente de la explotación, toda persona con un mínimo de sensibilidad ante la situación de los oprimidos debería estar lleno de rabia ante todos estos sucesos.
La desaparición y, según todo parece indicar, horrenda masacre por parte del estado capitalista de los 43 normalistas guerrerenses ha ocasionado indignación por todo el país e internacionalmente. No deja de ser simbólico y aleccionador el que los gobernantes burgueses, coludidos con mafiosos, desataran de manera tan brutal toda la fuerza del aparato represivo para arremeter contra unas cuantas decenas de estudiantes combativos, pobres e indígenas que boteaban para poder venir a México a participar en la marcha de conmemoración anual de la masacre de Tlatelolco. Y no deja de ser simbólico tampoco el que fuera el PRD burgués el responsable directo de la nueva masacre, el partido que se identifica con el viejo PRI, el PRI del “nacionalismo revolucionario”, esa patraña burguesa que supuestamente inspiraba a asesinos de masas como Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez, entre otros.
Tras sacrificar algunos chivos expiatorios, recientemente el gobierno federal del no tan “nuevo” PRI ha dado por cerrado el caso con base en las declaraciones de unos cuantos narcos de poca monta, y de pasada enlodado la memoria de los normalistas masacrados. Como para añadir insulto a la injuria, he aquí la “verdad histórica” de la PGR: a los normalistas los mataron los narcos porque éstos creyeron que los estudiantes eran también narcos, pero de una mafia rival. Los padres de los desaparecidos declararon valientemente que van a mantener su lucha “hasta las últimas consecuencias”.
Con increíble cinismo, Peña Nieto externó su “pena” y su “dolor”, y declaró que “lo importante es no quedarnos parados, paralizados”. Y, en efecto, no han perdido tiempo. Apenas había dado su conferencia de prensa Murillo Karam cuando Osorio Chong informó que el gobierno federal había enviado a Guerrero fuerzas adicionales del ejército, la marina y la Policía Federal, porque “no se van a tolerar más hechos violentos protagonizados por ‘grupos radicales’”.
La indignación masiva en torno a Ayotzinapa ha detonado una nueva ola de lucha social, con las protestas más grandes que hemos visto en muchos años y que ciertamente le dejaron claro al gobierno que los normalistas no están solos. Y en el centro de las protestas han estado los combativos maestros. Un factor del descontento generalizado al cual la masacre de Ayotzinapa ha dado cauce es la ya añeja guerra burguesa contra la educación pública y gratuita, incluyendo la contrarreforma educativa dirigida sobre todo contra el sindicato del magisterio. Sin duda, la burguesía quiere dar una lección a los normalistas, vilificándolos e intimidándolos antes de que se unan a las filas del sindicato más grande de América Latina.
Las normales rurales emergieron de las reformas sociales en la secuela de la Revolución de 1910, especialmente en la década de los 30 bajo el gobierno de Lázaro Cárdenas. Además de medidas progresistas como la expropiación petrolera y el reparto agrario, Cárdenas instituyó la efímera “educación socialista” en la constitución de 1934. Estas medidas fueron muy populares, ayudando a afianzar el apoyo para el partido gobernante, el PRM-PRI conforme consolidaba la estructura estatal corporativista. Para la burguesía, estas medidas tuvieron el efecto de aplacar el tumulto campesino y avanzar los intereses del capitalismo mexicano, incluso mediante el entrenamiento de esclavos asalariados más productivos.
Las normales rurales han estado bajo ataque durante mucho tiempo, carentes de fondos y en la mira de la policía. Antes de 1969 había 29 normales rurales; hoy día apenas quedan 17. Retratadas como “kínderes para bolcheviques” y “semilleros de guerrillas”, su crimen es proporcionar educación a los más pobres de los pobres. Los normalistas tienen toda una historia de radicalismo político, y se ven a sí mismos como los tutores de los obreros y campesinos mexicanos, y consideran la diseminación del conocimiento y la alfabetización bilingüe en las comunidades indígenas una responsabilidad social. Aunque no tienen una relación directa con los medios de producción, los maestros forman un vínculo clave entre el campesinado y el proletariado industrial urbano.
Los gobernantes capitalistas temen que de estas protestas surja un estallido verdaderamente masivo del descontento por mucho tiempo contenido, y en especial que se extienda a la clase obrera. A lo largo de estos ya más de cuatro meses, casi cada protesta en la Ciudad de México y Guerrero ha sido objeto de represión policiaca con decenas de detenciones, aunadas a las detenciones de activistas individuales, balaceras en la Ciudad Universitaria, etc. Desde noviembre pasado, en la secuela de la marcha del 20 de noviembre —hasta ahora la más numerosa, con varios cientos de miles de manifestantes—, el almirante Vidal Soberón, secretario de marina, despotricaba contra los “actos mezquinos de quienes, enmascarados, en grupos minoritarios y el rostro encubierto laceran nuestra nación”. El secretario de la defensa, general Cienfuegos, condenaba la “violencia” de los civiles y la “crítica infundada” al gobierno. Éstas son amenazas funestas de los más altos mandos militares que no se deben tomar a la ligera.
Hasta ahora, el movimiento se ha mantenido difuso y amorfo. Unidos momentáneamente por el repudio a la masacre, cada sector movilizado levanta sus propias consignas y demandas, y a menudo también sus propios prejuicios. La marcha del 20 de noviembre tuvo, en este sentido, un elemento un tanto surrealista: al lado de estudiantes pobres, campesinos y obreros marchaban monjas, ecologistas disfrazados de árboles, un pequeño contingente de masones gritando el lema de los Tres Mosqueteros, jóvenes que hacían performances cursis y meditación zen, muchas personas, sobre todo señoras, de apariencia acomodada que exigían simplemente “paz” e incluso unos cuantos arrogantes clasemedieros que no tenían escrúpulo en lanzar el epíteto racista y elitista de “naco” a sus compañeros de marcha más pobres y morenos.
Ante este panorama, muchos activistas están en busca del camino hacia delante. Y lo que se necesita urgentemente es una orientación proletaria revolucionaria.
El estado: Una máquina de represión
Una de las cuestiones más importantes que deben entender los militantes genuinamente motivados por la lucha hacia una sociedad igualitaria es la naturaleza del estado, y un par de anécdotas recientes sirven para dilucidar el tema. Ante la evidencia que revela la participación del ejército en la masacre, el día 12 de enero, compañeros y padres de los desaparecidos se presentaron a las puertas del 27 Batallón de Infantería en Iguala para exigir que se les dejara entrar a buscar a los estudiantes. Fueron recibidos a golpes y dispersados con gases lacrimógenos. Por otro lado, el miércoles 28 de enero miembros guerrerenses de la Coparmex tomaron el desayuno en Chilpancingo con el comandante de la 35 zona militar, quien les informó personalmente del arribo de al menos 3 mil soldados adicionales a Guerrero. Según el jefe local de la confederación patronal, “las fuerzas castrenses estarán al resguardo de la ciudad frente a los bloqueos y las manifestaciones ‘que nos están estrangulando’”. Esa misma tarde, un grupo de catorce estudiantes de la Escuela Superior de Educación Física fue detenido en la misma ciudad mientras simplemente viajaban a un encuentro de normalistas. Los jóvenes fueron perseguidos más de dos kilómetros, encañonados con fusiles AR-15 y trasladados a las instalaciones de la Policía Federal, de donde fueron liberados unas horas más tarde ante protestas de los normalistas y el magisterio.
Estos hechos ilustran un punto fundamental para los marxistas: el estado es una máquina de represión sistemática contra los obreros y los pobres al servicio de la clase dominante capitalista —la patronal—. Los gobiernos van y vienen, pasándose la estafeta entre PRI y PAN, el PRD hasta ahora al nivel local en diversos estados de la federación, y seguramente el Morena —ese otro partido populista burgués— logrará dirigir algún gobierno local pronto, pero el estado sigue siendo el mismo y sigue estando al servicio de la misma clase. De este estado no se debe esperar ninguna justicia para los pobres. A lo más, como hemos visto, se sacrificarán unos cuantos chivos expiatorios. Lo que sí habrá sin escatimar serán palos, gases lacrimógenos, cárcel y cosas mucho peores para los que no acepten el carpetazo de la “verdad histórica” decretada por los jefes policiacos y militares.
“Descomposición” del estado?
La masacre de Ayotzinapa puso al descubierto, de la manera más cruel, la ya bien conocida colusión entre el estado y las mafias del narco, así como el carácter espurio de la “guerra contra el narco”, que está dirigida contra los trabajadores y los campesinos. Los espartaquistas nos oponemos a esta “guerra” y consideramos elemental el llamado por la despenalización de las drogas. Al eliminar las enormes ganancias que derivan de la naturaleza ilegal y clandestina del narcotráfico, la despenalización reduciría el crimen y otras patologías sociales asociadas con éste. E igual de elemental es el que la población entera (no sólo los ricos, policías y criminales) tenga acceso a las armas de fuego para procurar protegerse de la odiosa irracionalidad social.
En los periódicos de la izquierda, en las marchas y foros sobre Ayotzinapa, se dice continuamente que el estado mexicano está en “descomposición”. Ojalá fuera cierto, pero el estado está vivito y coleando, movilizándose a diestra y siniestra. Esta frase de la “descomposición del estado” es engañosa y refleja ilusiones contrarias a los intereses de los explotados y oprimidos. Generalmente se usa en un sentido moral dada la colusión del estado con el narco y el carácter brutal de los gobernantes. Si bien no cabe duda de que los gobernantes capitalistas son inmorales desde el punto de vista del proletariado, lo que se propone con esta terminología es la regeneración ética y democrática del estado, con base en el entendimiento idealista del estado como una entidad neutral que existe para garantizar la convivencia armónica de los ciudadanos. Éste es un cuento para niños no muy vivaces; el estado es un instrumento de clase cuya función es precisamente la represión. Su núcleo son la policía, el ejército, los tribunales y las cárceles. En distintos países y momentos históricos, los estados podrán ser más o menos represivos según las necesidades de las burguesías nacionales a las que sirvan, según la fortaleza o debilidad de la propia burguesía, según el nivel de lucha social que enfrenten. Pero el estado consiste, a fin de cuentas, en destacamentos de hombres armados con el propósito de mantener a una clase social determinada en el poder.
Además, el término “descomposición” da a entender que el estado capitalista está en proceso de desmembramiento, de putrefacción, que se está desmoronando, como una casa de naipes. Eso no va a suceder. El estado burgués debe destruirse mediante una revolución socialista que eleve al poder a la clase obrera, remplazando al viejo estado con uno enteramente nuevo, un estado obrero.
“Fuera Peña Nieto”—¿Para remplazarlo con quién?
Una de las consignas más populares en el movimiento es la de “fuera Peña Nieto”, la cual impulsan activistas y organizaciones de la izquierda como una especie de panacea “unificadora” del movimiento. Ojalá Peña Nieto cayera, pero el problema fundamental con esta consigna es que otorga un endoso tácito a los rivales burgueses del PRI: el PRD y el Morena populistas tanto como el PAN clerical. Una variante más radical de la misma perspectiva es la consigna, retomada de los “cacerolazos” argentinos de principios de la década pasada, de “que se vayan todos”, pero el problema sigue siendo el mismo: ¿por qué medio y para remplazarlos con quiénes o con qué?
Muchos activistas, quizá la mayoría, señalan que el problema no es tal o cual gobernante individual, sino el “modelo económico”, es decir, el neoliberalismo salvajemente antiobrero y elitista y grotescamente servil ante los imperialistas. Esta perspectiva se mantiene en el marco de la política burguesa y sólo puede servir para llevar agua al molino del Morena de AMLO, otro político surgido de las filas del PRI. El Morena es un partido nuevo, que hace poco obtuvo su registro y no ha tenido aún oportunidad de mostrar la cara en el gobierno. Pero, ante el profundo descrédito del PRD —que ha conducido incluso a la renuncia de su fundador y “líder moral”, Cuauhtémoc Cárdenas—, seguramente pronto la tendrá. El Morena es otro partido nacionalista burgués, tan comprometido con el dominio del capital como el PRD, el PRI y el PAN. Y en cuanto a la represión, cabe recordar que fue AMLO, en su calidad de jefe de gobierno del DF, quien desató a la policía contra los campesinos de Atenco incluso antes que EPN, un hecho que se suele olvidar.
El nacionalismo burgués y las ilusiones en políticos y regímenes nacional-populistas han mantenido históricamente a la clase obrera mexicana atada a sus explotadores y siguen constituyendo el principal obstáculo al desarrollo de la conciencia de clase proletaria. Pero la historia ha mostrado profusamente que el nacionalismo burgués populista, incluso en sus variantes más izquierdistas como las personificadas en Lázaro Cárdenas o Hugo Chávez, es incapaz de proporcionar una mejora cualitativa en el nivel de vida de las masas o de romper genuinamente con los imperialistas, y ni hablar de eliminar la represión —baste recordar los ejemplos de la represión contra los ferrocarrileros en 1958-1959, Tlatelolco en 1968, el halconazo de 1971 y las décadas de “guerra sucia” en torno a esos años—. El nacionalismo populista es simplemente una forma alternativa de administrar el régimen de la explotación capitalista, que procura favorecer el desarrollo del capital nacional y para lo cual, dada la debilidad de la burguesía mexicana frente a los imperialistas, sobre todo los estadounidenses, requiere el apoyo de las masas obreras y campesinas. Es por ello que los populistas burgueses se ven obligados a otorgar algunas concesiones, pero sin jamás cuestionar el régimen mismo de explotación del trabajo por parte del capital. En tanto la perspectiva de la clase obrera se mantenga circunscrita a este marco burgués, estaremos confinados a un círculo vicioso entre regímenes neoliberales proimperialistas y los nacional-populistas.
“Poder popular” vs. poder proletario
Hemos encontrado que hay muchos jóvenes que están de acuerdo con nosotros en la estrechez de miras de la consigna de “fuera Peña Nieto” e incluso expresan acuerdo con nosotros en que el estado, que califican correctamente de capitalista, debe ser destruido, pero sostienen que el estado burgués debe ser remplazado por el “poder popular”, una noción vaga y aclasista. Este punto de vista tiene raíz en el entendimiento muy arraigado y fundamentalmente falso de la división de la sociedad en dos grupos o clases: los ricos y los pobres, o la burguesía y “el pueblo”. La burguesía es ciertamente una clase social, la de los dueños y grandes accionistas de los medios de producción, de las fábricas, de los bancos, de las grandes empresas de servicios, de las grandes explotaciones agrícolas. Es una clase diminuta, y los burgueses que realmente mueven los hilos de la política gubernamental constituyen un número ínfimo, unas cuantas familias. En México y todos los países del Tercer Mundo, la burguesía nacional es extremadamente débil en relación a las burguesías imperialistas —sus verdaderos amos—, y están atadas a éstas por infinidad de lazos.
Pero los pobres o “el pueblo” no forman una clase en un sentido científico, marxista. Dentro del “pueblo” hay todo tipo de capas distintas, con sus propios intereses y que a menudo entran en pugna. Por ejemplo, un campesino pobre, en tanto que productor individual para el mercado —aunque su producción sea muy poca—, compite con los demás campesinos y tiene un interés en la propiedad privada de la tierra y en el alto precio de los productos agrícolas. Un pobre urbano, por ejemplo un vendedor ambulante, tiene interés en que los productos agrícolas que consume sean lo más baratos posible. El “poder popular” o un “gobierno popular” es un espejismo.
Los obreros son también pobres, y en ese sentido siempre habrá una identificación con todos los demás. Pero los obreros, o proletarios, forman una clase social aparte, definida por dos características fundamentales: no tienen más que su fuerza de trabajo para vender y son los productores de toda la riqueza de la sociedad. Básicamente todo lo que consumimos ha sido hecho por obreros. Esto le da a la clase obrera un enorme poder social, que para la mayoría de los jóvenes en México, y muchas otras partes del mundo, tiende a ser una abstracción porque no forma parte de su experiencia de vida. Las protestas de los estudiantes, de los maestros, de los campesinos, del llamado movimiento urbano-popular pueden ocasionar problemas serios para los gobernantes capitalistas, y pueden servir como detonador para el descontento obrero, pero estos sectores de la heterogénea pequeña burguesía simplemente no tienen poder social.
Junto a lo anterior, su papel en el proceso productivo da a la clase obrera otra característica esencial: no tiene interés, como clase, en la propiedad privada. No se trata de idealizar la conciencia de los individuos. El punto aquí es que el proletariado como clase tiene el interés objetivo de deshacerse de los capitalistas parasitarios que expropian la producción social; su interés objetivo está en la colectivización de los medios de producción.
La clase obrera es una clase internacional. La misión histórica de la clase obrera es expropiar a todos los expropiadores. Ninguna otra clase comparte estas características, por eso la clase obrera es la única clase revolucionaria de nuestra época, y tiene la capacidad y el interés de movilizar tras de sí a todos los pobres, pues en la emancipación de la clase obrera está la semilla de la emancipación de todos los oprimidos.
Por eso los espartaquistas ponemos el énfasis siempre en la clase obrera, así como el título de este foro incluye el llamado “¡Por movilizaciones obreras en defensa de los estudiantes!”. Imaginen el efecto de una huelga de los trabajadores del metro, para no ir más lejos, en defensa de los normalistas. No decimos que sea sencillo lograr este tipo de movilización del poder social de la clase obrera. Las escasas movilizaciones convocadas por las burocracias sindicales leales al PRD capitalista —para no hablar de las venales burocracias priístas— han tenido un carácter puramente formal, y los burócratas se han esforzado, con éxito, por minimizar su impacto. Para que la clase obrera flexione su músculo en defensa propia y de todos los oprimidos, se debe forjar una nueva dirección clasista.
Un aspecto importante e inmediato de esta perspectiva centrada en la clase obrera sería la formación de guardias obreras de defensa en las movilizaciones estudiantiles y magisteriales. Ahora bien, la presencia de dichas guardias obreras en las movilizaciones no sería ninguna garantía contra la represión pero, en tanto que representantes del movimiento obrero organizado, harían pensar dos veces a la policía y demás autoridades capitalistas respecto de las consecuencias de la represión. Por otro lado, y sobre todo, este tipo de acciones podría abrir la perspectiva hacia la lucha obrera mucho más amplia y profunda.
¡Por un gobierno obrero y campesino!
Una de las cuestiones centrales que impulsan la lucha social es el anhelo por la democracia genuina, así como la emancipación nacional. Pero estos anhelos son canalizados hacia el populismo burgués y la fraseología de la “revolución democrática” y la “regeneración nacional”. La democracia burguesa es la democracia para los ricos y un engaño para los pobres. Este engaño es tanto más efectivo mientras más desarrollada esté la democracia, mientras más fuerte sea la burguesía y más estable sea su régimen. En los países atrasados como México, la “democracia” es una delgada capa de pintura que pretende ocultar el baño de sangre de la brutalidad policiaco-militar cotidiana. La única manera de eliminar la represión constante contra los pobres, de satisfacer sus aspiraciones a los derechos democráticos, de alcanzar su emancipación social y de romper genuinamente el yugo imperialista es la revolución socialista: la destrucción del estado burgués y la instauración de la dictadura del proletariado apoyada por el campesinado sobre la base de la colectivización de los medios de producción. Cuando los marxistas hablamos de un “gobierno obrero y campesino” queremos decir nada menos que eso: la dictadura del proletariado apoyada por el campesinado.
Pero la revolución en México no puede ser sino un paso en la revolución mundial. El proletariado mexicano en el poder necesitaría la ayuda inmediata de sus hermanos de clase, sobre todo en EE.UU., tanto para defender su revolución contra la agresividad imperialista como para siquiera empezar a trabajar concretamente en la eliminación de la miseria y atraso que aquejan al país, mediante la enorme riqueza industrial del vecino del norte. A su vez, una revolución obrera en México daría un enorme impulso a la lucha proletaria en EE.UU. a través del puente humano que constituyen los trabajadores migrantes; daría también un enorme impulso a la lucha de los negros contra su ancestral opresión, piedra de toque del capitalismo estadounidense.
Ésta fue, a grandes rasgos, la perspectiva de los bolcheviques de Lenin y Trotsky en la Revolución Rusa de 1917. El elemento indispensable y hoy faltante para hacerla realidad de nuevo es precisamente un partido como el de los bolcheviques. La historia ha mostrado que la autoemancipación de la clase obrera, y con ella la de los oprimidos del mundo entero, gira en torno a la cuestión de la dirección. El éxito o la derrota de la clase obrera en sus esfuerzos para lograr la victoria depende de la organización y de la conciencia científica de las masas en lucha, es decir, de la dirección revolucionaria. Los espartaquistas luchamos por construir partidos obreros leninistas-trotskistas, como parte de una IV Internacional reforjada, partido mundial de la revolución socialista.
“Asamblea constituyente” vs. revolución permanente
Las ilusiones en una democracia radical bajo el capitalismo a menudo se cristalizan en la consigna por una “asamblea constituyente”, una consigna que enarbolan las organizaciones que se reclaman marxistas al lado de los articulistas de La Jornada y el mismísimo Cuauhtémoc Cárdenas como su programa máximo hoy día. Un ejemplo de ello es el Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS), una organización que dice ser trotskista y revolucionaria y llama por una “asamblea constituyente libre y soberana”. Esto ya de por sí es un poco sospechoso: ¿qué carácter “revolucionario” puede tener una consigna enarbolada por Cuauhtémoc Cárdenas? El MTS se desmarca de Cárdenas y otros al hablar de impulsar su asamblea “sobre las ruinas de estas instituciones —como el Congreso—” y de que debe organizarse “de manera independiente de los partidos de esta democracia asesina”. Todo eso suena bastante radical...excepto la consigna misma. La “asamblea constituyente” es un cuerpo parlamentario bajo el capitalismo; el llamado por tal asamblea es un llamado por un gobierno burgués. Los genuinos revolucionarios nos oponemos a este llamado como cuestión de principios porque está contrapuesto a una genuina estrategia revolucionaria basada en la revolución permanente, la cual nos enseña que no puede existir un gobierno burgués “revolucionario” (ver “Por qué rechazamos la consigna por una ‘asamblea constituyente’”, Spartacist [Edición en español] No. 38, diciembre de 2013).
La perspectiva del MTS es explícitamente etapista; es decir, primero luchar por una revolución democrática coronada por la asamblea constituyente y después los “socialistas del MTS” plantearían la necesidad de la revolución socialista. El MTS escribe en su periódico Tribuna Socialista (No. 10, 22 de enero) que “Para imponer esta perspectiva” de la “asamblea constituyente libre y soberana”, “será necesaria la movilización revolucionaria de los trabajadores y el pueblo y el desarrollo de sus organismos de democracia directa”. Pero, si la clase obrera se moviliza hacia la revolución con los pobres detrás, ¿por qué querría detenerse en una impotente “asamblea constituyente” en vez de tomar el poder en su propio nombre? Ése es precisamente el meollo del asunto: cada vez que ha sido convocado un cuerpo como ése en una situación de insurgencia proletaria, su propósito fue el de reunir las fuerzas de la contrarrevolución contra el proletariado y destruir sus organismos embrionarios de poder.
En el contexto de la revolución obrera que había estallado en Alemania a finales de 1918, Rosa Luxemburg argumentó poderosamente contra los intentos de la socialdemocracia de hacer abortar la revolución en favor de una asamblea constituyente:
“¿Qué se gana con ese cobarde desvío llamado asamblea nacional? Se fortalece la posición de la burguesía, se debilita al proletariado y se le engaña con ilusiones vacías, y se disipan y se pierden tiempo y energía en ‘discusiones’ entre el lobo y el cordero. En una palabra, les sirve a todos aquellos elementos cuya buena intención es estafar a la revolución proletaria para quitarle sus fines socialistas y castrarla hasta convertirla en una revolución democrático-burguesa.
“Pero la de la asamblea nacional no es una cuestión táctica, ni una cuestión de qué es más ‘fácil’. Es una cuestión de principios, de la percepción socialista de la revolución...
“La asamblea nacional es un legado caduco de las revoluciones burguesas, un cascarón vacío, un escenario de utilería de la época de las ilusiones pequeñoburguesas en el ‘pueblo unido’ y en la ‘libertad, igualdad, fraternidad’ del estado burgués”.
Así como oponemos a la quimera de la “revolución democrática” la revolución socialista, oponemos a la asamblea constituyente democrático-burguesa los soviets de obreros y campesinos. Estos soviets o consejos surgieron primero en Rusia en 1905 y de nuevo en 1917. Originalmente creados como organismos de la revolución, los soviets se convirtieron en los órganos de gobierno de la dictadura del proletariado. En lugar de ser amorfas “organizaciones de masas”, los soviets son corporaciones de trabajo legislativas y ejecutivas a la vez, organizaciones industriales que unifican las funciones de la industria y el gobierno y que representan un tipo de democracia infinitamente superior a la democracia burguesa.
Guerrero: Miseria campesina y brutalidad estatal
Los sucesos recientes han mostrado una vez más la realidad brutal del capitalismo mexicano, y no es coincidencia que haya sido en Guerrero, históricamente uno de los estados más pobres y atrasados del país y donde los gobernantes burgueses están acostumbrados a recurrir impunemente a la violencia. La región de La Montaña, habitada por indígenas de varias etnias, se encuentra entre las más pobres de América Latina. Según cifras de la década pasada, 46 por ciento de los indígenas del estado mayores de 15 años carecía de ingresos, la mitad de la población indígena era analfabeta y el 97 por ciento de la población de La Montaña carecía de drenaje; menos de la mitad de la población del estado contaba con electricidad y el 96 por ciento de la población indígena no tenía acceso a servicios de salud. Para la burguesía mexicana, los campesinos indígenas son simplemente población excedente.
Fue esta miseria y violencia estatal la que condujo a Lucio Cabañas —egresado de la normal rural de Ayotzinapa— a tomar las armas a finales de los años 60 y principios de los 70. Y estas cifras no han cambiado mucho en los últimos 50 años. En el reciente informe final de la Comisión de la Verdad del Estado de Guerrero, una comisión encargada de investigar la guerra sucia en el estado, se dice que en 1960 alrededor del 60 por ciento de la población de Guerrero era analfabeta, el 93 por ciento de las viviendas no tenía agua corriente y apenas el 23.5 por ciento tenía electricidad. Imaginen el contraste en aquellos años de auge del puerto de Acapulco entre el glamour de la bahía, donde John F. Kennedy —el demócrata asesino anticomunista de Playa Girón y los inicios de la Guerra de Vietnam— había pasado su luna de miel en la costa, y la miseria y brutalización constante de los campesinos a manos de la policía y el ejército a las órdenes de la mafia de caciques que históricamente ha dominado el estado. Recuerda el contraste de hoy entre la increíblemente lujosa Riviera Maya de Quintana Roo y las magras tierras donde habita la paupérrima población maya tierra adentro, aún orgullosa de su pasado y sobre todo de la memoria de su sublevación en la Guerra de Castas.
Hace poco el gobernador perredista de Guerrero, Ángel Aguirre, se vio obligado a renunciar a su cargo ante el escándalo por la masacre de Ayotzinapa. Hace tres años Aguirre había ya desatado las fuerzas represivas del estado contra los normalistas, acribillando a dos de ellos. Parece irónico que este mismo tipo ocupó el puesto de gobernador interino en 1996 ante la renuncia del priísta Rubén Figueroa Alcocer tras la masacre de Aguas Blancas en 1995, cuando 17 campesinos fueron acribillados en una emboscada policiaca. Y Figueroa Alcocer es el hijo de Rubén Figueroa Figueroa, cacique priísta, gobernador del estado y cabeza de la guerra sucia contra la guerrilla izquierdista de Lucio Cabañas que dejó un saldo de más de 600 desaparecidos. El informe citado antes recuenta cómo muchas centenas de militantes fueron arrojados al mar desde aviones después de haber sido torturados, como ocurrió también durante las dictaduras chilena y argentina.
La guerrilla del Partido de los Pobres llevó a cabo su acción más espectacular en 1974 con el secuestro de Figueroa Figueroa cuando éste era aún candidato del PRI a la gubernatura de Guerrero, lo cual propinó a los gobernantes capitalistas una humillación que jamás perdonaron. Tras su rescate y ya como gobernador, en 1976 este gorila, no contento con la muerte de Lucio Cabañas, violó a su viuda, según ella misma declaró a Proceso en 2003. Ésos son los gobernantes mexicanos. La viuda de Lucio Cabañas, Isabel Ayala, murió acribillada a balazos junto a su hermana en 2011 a las puertas de una iglesia en Acapulco, a donde iban a vender comida.
Es necesario poner un alto a la barbarie estatal capitalista. Nuestra respuesta, como marxistas revolucionarios, no es la vía guerrillera basada en la pequeña burguesía; mucho menos lo son las actuales “autodefensas” vigilantistas que hacen suyas las funciones del estado burgués, rondando en busca de presuntos “delincuentes” —incluyendo a consumidores de droga y supuestas prostitutas—. Nuestra respuesta es la movilización del poder social de la clase obrera, a la cabeza de todos los oprimidos, en la lucha por el derrocamiento revolucionario del régimen de explotación capitalista. En un momento de auge revolucionario, milicias obreras y de campesinos pobres implementarían la genuina autodefensa de las organizaciones obreras y campesinas, de sus movilizaciones, sus asambleas y su prensa, contra la brutalidad policiaco-militar burguesa. Estas milicias, subordinadas a los soviets, serían el embrión del nuevo estado proletario y ciertamente lidiarían también de manera firme y justa con la violencia de las mafias ligadas al estado que aqueja a las comunidades rurales hoy día. Estamos, pues, por nuevas revoluciones de Octubre alrededor del mundo como el primer paso hacia un futuro comunista sin clases y sin estado. No decimos que sea una meta fácil, pero es la única solución real, y vale la pena luchar por ella.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/43/ayotzinapa.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2014.09.25 01:55 sapabla LOS MOVIMIENTOS DE BASE .SEGUNDA PARTE

“Periodistas y expertos en comunicación se pueden convertir en actores principales de los movimientos sociales. Las situaciones en las que activistas y periodistas se encuentran en una relación ambigua de Asociados-rivales son numerosas( unos los denfiende otros los atacan però hablan de sus acciones)””. Careciendo de una organización muy estructurada, e incluso de una gran coherència ideològica, los activistas contestatarios utilizan medios de comunicación como sustituto de la estructura de coordinación, aprovechando episodios de movilización dramatizados, como los ocurridos durante la convención demòcrata de Chicago en 1968, que los medios alimentan al darles cobertura.Pero al evitar, de esta manera, los costes de mantenimiento de una organización fuerte, los activistas debilitan la movilización”.Si los medios de comunicación desplazan el interés hacia otros asuntos provocan una ràpida disminución del impacto de la agitación, lo que acelera bruscamente su dislocación , pues faltan las regulares informaciones en los telediarios” “La participación en las instancias burocráticas de negociación consume con voracidad el tiempo de los militantes,una de las cusas de la crisis del sindicalismo francès se puede encontrar en la absorción en una pléyade de comisiones y comitès burocáticos paritarios que vino a acentuar la ruptura entre los representantes y una base social más bien dèbil”.” En estos casos reaparece la tensión , señalada por Piven y Cloward, que afecta a cualquier movimiento social. O bien solo utiliza el registro de la movilización, estratègia arriesgada que puede encerrarlo en un estatus de agitador expuesto a la acción represiba. O bien trata de añadir al registro empleado de otros momentos de mantener su problema en la agenda y se arriesga a verse sometido a un proceso de domesticación.este dilema solo existe , a decir verdad, allí donde el problema ha seguido ya una mínima institucionalización y donde exista la red de operadores, ventanillas a las que pueda dirigirse el movimiento. Esto puede explicar, sensu contrario, la opinión forzosa del registro empleado por el movimiento ecologista durante un largo periodo en el que no existían ni administraciones encargadas del asunto, ni periodistas especializados, ni siquiera una red tupida de Asociaciones orientadas por esa causa, y correlativamente sus posibilidades de institucionalización a medida que la red de agentes e Instituciones capaces de asegurar un seguimiento del asunto se consolida.” que de ellas se obtiene y arriesgarse en un plazo de tiempo a perder miembros.Además , el sentido práctico de los organizadores va unido a la intuición de estos fenómenos. Una importante de la actividad inherente al oficio de militante y organizador consiste en mantener este activismo y sus satisfacciones, crear interacciones con las que los agentes movilizados se mojen, que hagan prevalecer el imperativo solidario sobre los cálculos individuales y de solidaridad y favorezcan el funcionamiento con un hipergenerador de Nuevos contingentes de militantes” “”La problemàtica de Tarrow pone de manifiesto cuatro factores.el primero està relacionado con el grado de apertura del sistema político: en función de las tradiciones democráticas de la cultura política, de las orientaciones de los gobernantes, el despliegue de actividades protestarias darà lugar a una tolerancia, una receptividad completamente diferentes. El segundo elemento corresponde al grado de estabilidad de las alianzas políticas. Cuanto más fijas sean las relaciones de fuerzas políticas y más estables los resultados electorales, menos movimientos sociales pueden esperar que los juegos de alianzas y de las necesidades electorales de los partidos les reporten facilidades para hacerse escuchar.Por último , las oportunidades políticas dependen también de la capacidad de un sistema político para poder desarrollar políticas públicas, para aportar respuesta a los movimientos sociales.La tarea no se plantea en los mismos términos para gobiernos inestables, ejecutivos sin capacidad o equipos gubernamentales con la continuidad asegurada, apoyados por administraciones eficaces” “”Basándose en las políticas relativas a las cuestiones nucleares, Kitshelt esboza una tipologia de las relaciones entre tipos de Estado, movimientos sociales y políticas públicas.En el modelo abierto-fuerte, ilustrado por Suecia. Domina una estratègia de asimilación según la cual las autoridades se muestran atentas a las protestas, trabajan en la modificación de las políticas públicas en función de las movilizaciones.Las ganancias procedimentales y los cambios sustanciales son considerables pero, a través de las concesiones y de la integración de la protesta, el sistema político amortigua el choque de los movimientos sociales que, a su vez, no lo cuestionan”” ” “El saber protestatario consiste también en la identificación de las “ventanillas” adecuadas, de los procedimientos eficaces.Los movimientos ecologistas, las Asociaciones de barrio han constatado desde hace tiempo que la participación en las comisiones extramunicipales y las peticiones tienen una eficacia reducida a la hora de frenar un gran proyecto de remodelación o dotación urbanística. También han percibido simultáneamente el considerable recurso que les ofrece la complejidad y el formalismo de los procedimientos de las informaciones sobre utilidad pública y las amplias posibilidades de mantener causas ante la justícia” ” “La ambivalencia de las técnicas de democracia directa. Como el referéndum de iniciativa popular.Abren ante los protestatarios una ventanilla que en apariencia es fácilmente accessible.Pero sin bien estas técnicas para tomar la palabra suscitan una civilización de la protesta, la negativa a recurrir a elles da lugar a una forma de descalificaciones de los protestatarios, de tratamiento represivo de sus movilizaciones””.En suma, hay que subrayar que los movimientos sociales pueden también ser troquelados, canalizados, creados en ocasiones por los poderes públicos.Los Trabajos relativos al neocorporativismo han contribuido a hacer visible esta verdad tan contraria a la habitual oposición entre Estado y Sociedad civil “En los paises del Norte de Europa, Asociados con las variantes del modelo democrático, la vitalidad persistente de los movimientos sociales, tiene también un gran alcance. Manifiesta , en amplios sectores de la población , una relación de desconfianza respecto al modelo representativo cásico fundamentado en una delegación duradera de la autoridad en los gobernantes. Sugiere también los límites de aquello que algunos analistas han dado en llamar democràcia de opinión en la que el juego de sondeos, la información ofrecida por expertos y la escuchada opinión pública permitiría una intervención continua de la vox populi, una consideración en tiempo real de las expectativas sociales en el intervalo entre dos elecciones.Si bien estas representaciones intentan levantar acta de las evoluciones objetivas del modelo democrático y pueden suscitar una reflexión fecunda, también son formas de las ideologias profesionales de aquellos(periodistas, encuestadores, etc), cuya razón social es la de ser ventrículos de la opinión pública” “Muchos movimiento sociales pueden también interpretarse como una crítica con actos y no con palabras, de esta democràcia de opinión cuando ponen en entredicho la autoridad con la que expertos de toda laya, comenzando por los expertos en interpretar lo que quiere la gente, pretenden dictar sentencia sobre cuestiones que afectan a la vida cotidiana sin escuchar atentamente a los grupos y persones afectadas y sin considerar la diversidad de intereses y creencias.””,,””la vitalidad de estas lógicas de movilización vale, por tanto, de modo confuso, como crítica pràctica del mundo político profesionalizado, a menudo autista debido a su interès exclusivo por cuestiones esotéricas. Sugiere también la persistència de los macanismos de exclusión política, de situaciones en las que que ni la representación política , ni las negociaciones neocorporativistas, ni los foros mediáticos permiten que ciertos grupos se hagan oir y escuchar y que ciertos problemas sean asumidos.Es decir, que el análisis de los movimientos sociales constituye un terreno inmejorable en el que aprender tanto las nuevas expectativas como desilusiones que suscita el modelo democrático yal y como se ha configurado” 2914
submitted by sapabla to podemos [link] [comments]


2014.08.24 09:19 Monteolivo NO UN LIDER SINO UN CAUCE (II). Dos métodos rabiosamente divergentes de concebir la hegemonía y la organización.

3) Por supuesto que es lícita y deseable la pugna por una hegemonía parcial o total, temporal o estable dentro de cualquier colectivo. Además, es inevitable. Pero una cosa es la batalla en torno a propuestas programáticas concisas y claras; y otra la obtenida por maniobras procedimentales calculadas y teorizadas en torno a cómo lograr y mantener el poder frente a los otros (o “dominarlos y desactivarlos” que es la terminología empleada). Amalgamar lo que pensamos todos en un término tan difuso como el de “sentido común” puede encubrir el hecho de que dentro de un mismo campo discursivo se contienen ideas divergentes libradas a un juego de poder. Lo que interesa ahora, en esta fase del proceso de conformación de lo que será Podemos, es precisamente debatir abiertamente esas ideas para llegar a acuerdos y no subsumirlas en una versión light de pensamiento único. Aquí nos jugamos mucho de cara al futuro.
Las metas y los contenidos políticos van siempre ligados a procedimientos y viceversa. Ocurre que la modalidad de procedimiento expuesto en esta entrevista para obtener hegemonía es altamente pertubadora y muy nociva. En cualquier caso, difiere mucho de lo que creemos nuestro estilo.
Si lograr la hegemonía, tal como se explica en el vídeo, consiste en imponer subordinaciones a tus aliados temporales y dominar el campo de juego desactivándolos luego - ampliando o restringiendo la base programática 'de consenso' a discreción según lo permita la coyuntura- la praxis política resultante no puede ser otra que impositiva, manipuladora y antidemocrática para con las personas y grupos de personas involucradas en el propio campo en dicho proceso.
Uno no puede dejar de pensar que es y ha sido objeto de tal metodología, y menos a la luz de las decisiones adoptadas respecto a la formación de Podemos como partido. Las recientes declaraciones de Luis Alegre (ver Iniciativa-Debate) en torno a los círculos como "estructuras no formalizadas" y, por tanto, inexistentes a efectos de decisión, abundan en la pertinencia de nuestra alarma.
4) Otra consecuencia de la estrategia teorizada es lo siguiente: si para lograr un amplio consenso, dada la “ventana de oportunidad abierta” en esta coyuntura, se utiliza la ambigüedad calculada y la indefinición política (ver el preborrador político), para desbordar, redefinir y seguir dominando, se ha de crear una organización capaz de virar o dispuesta a maniobrar rápidamente. Por tanto, ha de ser vertical y estar sumamente entregada a sus órganos de dirección. De ahí resulta la animadversión a cualquier tipo de estructura intermedia o vestigio de representación formal y colegiada (sea estable, puntual o mixta) de las bases o círculos, lugar donde la horizontalidad de los debates presenciales y/o en red parece destinada a servir de termómetro, proporcionar datos para ajustar tintas programático-publicitarias a medida, y graduar según los cálculos de oportunidad la actividad pública de los dirigentes y/o portavoces. No para promover la expresión real, articulada y efectiva de las bases. ¿A eso se le llama autorganización?
Un río sin cauce ni siquiera es un río. Será, en todo caso, una laguna sin roturar, de dimensiones variables. En ella, bajo el modelo de identidad líquida en lo colectivo, los espacios semivacíos se rellenan otorgando a una persona o a un grupo restringido de personas, la cualificación y el mando para ir graduando las operaciones de recreación de hegemonía. Dentro de un agregado magmático (no estructurado) un método orientado por la pulsión hegemónica de un núcleo directivo, aboca a una servidumbre táctica semejante a la de un corcho (que sube y baja con la marea plesbicitaria, adaptándose sin impedimentos ni guías programáticas propositivas a "lo que diga la gente").
Nosotros pensamos que en PODEMOS no necesitamos un líder sino un cauce (un marco programático) y que las hegemonías y los liderazgos naturales se crearán en la acción, emergerán y/o desaparecerán cuando lo reclame el interés colectivo. No se pueden ni se deben prefijar. Lo que hay que hacer es asegurar la limpieza del interjuego entre los distintos puntos de vista que vayan surgiendo en la práctica, a medida que enfrentemos los retos que están por venir. Por eso no somos una sopa de siglas ni una manada, sino un agrupamiento de personas cuya cohencia y evolución colectiva se determinará mediante la práctica de una democracia interna exquisita basada en una sucesión de compromisos. Al menos así lo entendemos [email protected] aquí dentro.
5) Porque si no -tal como explica Errejón y propone el pre-borrador organizativo- será el portavoz único (germen de líder carismático, encarnación viva del programa) el depositario de toda legitimación. En tal escenario, la contracara obligada de esa depositación es el vaciamiento total de las legitimidades articuladas del resto, la conversión de PODEMOS en una simple red de seguidores. Y si el curso (el destino) lo dicta un líder sin contrapesos (con un consejo asesor propuesto por él), la acumulación progresiva de poder devendrá en definitiva, cerrando un ciclo de hegemonía difícilmente modificable sin rupturas o conflictos mayores dentro. ¿Es ese el futuro que queremos?
Lo que se nos propone con el juego de los tres preborradores es, a nuestro entender, un partido personalista con un consejo ejecutivo ad hoc, un legislativo cuya elección proviene de la fetichización de un procedimiento (“las primarias abiertas a la ciudadanía” en la modalidad de registro indiscriminado para la obtención de un código telefónico) que disuelve la posibilidad de decisión de la base real de Podemos (sus círculos) en un magma informe que sólo podrá votar discriminando entre los candidatos o propuestas por criterios de recomendación mediática (radio, prensa, red). En esas condiciones, no ya el control, ni siquiera los revocatorios se van a poder activar salvo en casos muy muy graves y/o si gozan de apoyos bien situados que los muevan desde su influencia o popularidad. Tal es el reto.
6) Para finalizar: lo peor de este método teorizado de lograr la hegemonía es que nos convierte en abanderados de un estilo que premia el arte político de la astucia y el pelotazo por encima del respeto a los compromisos. lo cual debería ser nuestra seña de identidad como demócratas. El riesgo es que nos haga tan “líquidos” que nadie se fie de nuestra solidez o consistencia. El refrán de ser “dueño de los silencios y esclavo de las palabras” es vieja cultura de plaza de mercado reconvertida a moderno marketing político. Quizás como disciplina académica pueda tener un pase. Ahora bien, si se normaliza como práctica, si crea escuela dentro de los movimientos populares y la izquierda social, puede convertir la vida política en nuestro país en un infierno mayor que el que ya es.
Porque en la práctica lograr acuerdos de cooperación se convertirá en algo muy bronco, difícil e inseguro, y los consensos logrados nacerán carentes de peso vinculante. Se podrá "desbordar" una vez o dos debido al factor sorpresa, pero al precio de convertirnos en los agentes de una cultura que siembra desconfianza porque busca la ventaja y el dominio en vez del intercambio respetuoso y solidario con los iguales para batir al enemigo común: la oligarquía y los poderosos.
PROPUESTAS: A estas alturas del proceso constituyente, las propuestas concretas que cabe hacer buscarán recusar ese procedimiento en favor de construir un campo amigo no sólo a la contra de los ataques de la casta, sino en torno a una propuesta global.
Necesitamos textos claros, concisos y globales, elaborados específicamente como alternativos. Como ya hay mucha gente trabajando en varios parecidos y en muy distintos niveles (círculos, reddit, iniciativas locales, etc) lo que queremos poner en marcha es un procedimiento sintetizador, un facilitador que agrupe por afinidad. Tampoco se puede descartar que se necesite en un futuro convocar alguna reunión de agrupamiento en torno a un conjunto de textos- base unificados.
Por lo pronto, tomamos la iniciativa de facilitar un correo electrónico donde verter los textos cuyos autores se consideren coincidentes con esta propuesta-manifiesto. El correo es : [email protected]
Resumiendo, se trataría de ir sumando lo siguiente:
A) Un declarativo ético que recoja la voluntad inequívoca de cumplir los compromisos programáticos que se adquieran participando en iniciativas colectivas o a través de pactos (en eso, nuestra actitud ante las municipales van a ser un test). El documento especificará medidas como la limitación de mandatos, los procedimientos de elección (listas abiertas) y un código contra las malas prácticas, la prevalencia del trabajo colectivo y su representación colegiada sobre el liderazgo individual, el derecho a la representación proporcional de las minorías a cualquier nivel y su regulación, así como la imposibilidad de acumular poder orgánico e institucional en una sola persona.
B) Un documento político que siente las bases programáticas mínimas de referencia sobre las que se asienta Podemos y sus afiliados. Eso incluye un compromiso social explícitamente pro-igualitario y colaborativo, además de inequívocamente democrático. Junto a ello, una carta de puntos prioritarios inmediatos hasta la próxima asamblea. Como referencia para elaborar dicho documento se recomienda usar el programa para las europeas http://podemos.info/wordpress/wp-content/uploads/2014/05/Programa-Podemos.pdf . También se puede usar una propuesta ya lanzada en reddit hace un mes. Figura en este enlace y su hilo correspondiente: http://www.reddit.com/podemos/comments/2bhcks/propuesta_para_corregir_y_completar_o_redactar_un/
Asimismo, y para quien quiera leer los argumentos que animan esta propuesta, se puede buscar el hilo que sigue al comentario más popular durante semanas (sobre 30 puntos aprox.) al pre-borrador de documento político, cuya autoría es de Monteolivo (empieza con un “Opino:”) Naturalmente, otras muchas referencias en la misma línea existen, son más que pertinentes y bienvenidas.
C) Respecto al tema organizativo, pensamos que una reformulación del mismo tendrá que delimitar claramente la estructura de PODEMOS de lo que NO lo es. Como condición de existencia y por coherencia política también; es decir, más allá de los imperativos legales. Partirá del reconocimiento de los círculos como suelo de una organización a partir del cual surge toda estructura. Esta se basará en la combinación de democracia directa participativa y delegación temporal o más o menos estable y controlada por la base, combinando representación por sufragio abierto (primarias) y elección presencial directa con mandato imperativo y rendición de cuentas en el ámbito concernido (círculo o territorio). También en la integración articulada de la participación real y virtual dentro de Podemos y donde los círculos presenciales tengan una asignación y constancia censitaria de la gente agregada sólo a través de la red, entre otras cosas para saber cuántos somos de verdad (ya que la duplicación de avatares es moneda corriente en las redes sociales)
Sobre esas bases, el esfuerzo de síntesis sobre las propuestas ya existentes, en elaboración o futuras, se deberán despejar los escollos para una organización colectiva que asegure su autonomía respecto de las instituciones y de las individualidades que la conforman. Madrid, 20 de Agosto de 2014.
La persona que firma y sube a reddit este escrito, es consciente de que hay mucha gente en PODEMOS que piensa igual o muy parecido. Estas ideas incompletas las está defendiendo desde hace tiempo en su círculo y fuera de él; pero desea trasmitirlas al máximo de gente más allá de esos ámbitos para agrupar el esfuerzo individual en algo productivo. Participará y llama a participar en cualquier iniciativa que se produzca en esta dirección y por eso lo firma dispuesto añadir a la suya, la firma de quien lo desee. Nos estamos jugando mucho y, ciertamente, no es mucho el tiempo del que disponemos.
Jaime Monteolivo- Miembro del círculo Fuencarral- El Pardo (Madrid)
PD.: AÑADIDO EL 31 DE AGOSTO DE 2014:
En coherencia con lo expuesto aquí arriba y desarrollado con más amplitud en este hilo como respuesta a los comentarios y sugerencias de otros compañeros, DOY MI APOYO A LA PROPUESTA ECHENIQUE DE PRINCIPIOS ORGANIZATIVOS
http://es.reddit.com/podemos/comments/2f01kw/preborrador_echenique_de_principios_organizativos/
porque finalmente me parece un buen desarrollo para el funcionamiento de una organización abierta de "frente amplo", y llamo a participar activamente en ella para mejorarla si cabe en su redondeo y confección definitiva.
submitted by Monteolivo to podemos [link] [comments]


2014.06.26 21:32 quelconque Texto de Rafael Narbona: "PODEMOS, EL PODER DE LOS CÍRCULOS" (parte 2)

(Continuación)
TODO EL PODER PARA LOS CÍRCULOS
Me he permitido esta digresión histórica para responder a un artículo de Miguel Urban titulado “Todo el poder a los Círculos (Público.es, Blog Otras miradas, 09.0214), que evoca sin disimulo el conocido lema “Todo el poder para los soviets”. Es evidente que Urban –aunque no lo mencione explícitamente- invoca el centralismo democrático, cuando escribe: “es fundamental generar una nueva institucionalidad desde la base, en la que la gente se pueda empoderar mediante la participación política activa”. Sin embargo, matiza enseguida: “los círculos no son, claro está, las células de una organización revolucionaria. Deben ser, si acaso un modelo de ensayo-error para construir, desde abajo y colectivamente, una mayoría social dispuesta a encontrarse y caminar junta para hacer frente a un desafío mayúsculo: convertir a esa mayoría de expropiados en una mayoría política que cambie las reglas del juego”. Este objetivo –opina Urban- será irrealizable, sin renunciar a la tentación de transformar a la izquierda en una religión, con sus santos y capillas. “Los viejos tics de la izquierda” espantan a los votantes e impiden forjar una nueva mayoría. El 15-M marcó un nuevo rumbo y hay que seguir su estela: horizontalidad, participación ciudadana, desobediencia civil no violenta, un nuevo proceso constituyente. En ningún momento, Urban menciona las palabras socialismo, comunismo o anarquismo, pero se sobreentiende que esas tradiciones pertenecen a “los viejos tics de la izquierda” y no conviene agitar sus banderas. Urban tampoco menciona a los soviets, pero se apropia de su lema, sin reparar en su fracaso histórico como forma de poder popular y asambleario.
Pienso que no es posible gobernar un Estado-nación mediante asambleas. Tal vez la Ciudad Ideal de Platón, con un máximo de 25.000 habitantes, podría gobernarse de este modo, pero el tiempo de la polis pertenece a un pasado remoto y la utopía platónica jamás trascendió el papel. La actual concentración del poder en grandes corporaciones trasnacionales y la existencia de grandes bloques militares (el Bloque Atlántico, liderado por Estados Unidos, y el Bloque Asiático, con Rusia y China al frente) sugiere que las asambleas son formas de poder con escasas posibilidades de organizar una acción eficaz contra el sistema para cambiar sus reglas y establecer una verdadera soberanía popular. No es una iniciativa deleznable, pero no hay ejemplos históricos que acrediten su viabilidad. La Comuna de París gobernó durante 60 días, pero un ejército bien pertrechado y con una poderosa artillería barrió a los rebeldes. Los comuneros no eran simples ciudadanos, sino en muchos casos oficiales y soldados de la Guardia Nacional. Se luchó calle por calle, casa por casa. Los niños y las mujeres se involucraron en las escaramuzas. La represión fue terrible. Al menos, se fusiló a 20.000 rebeldes. La Comuna logró mantener los servicios básicos de la ciudad, pero fracasó al organizar su defensa. Cada barrio luchó por su cuenta, sin una estrategia común. Por el contrario, el ejército de Versalles lanzó su ofensiva bajo las órdenes de un mando central. Los barrios fueron cayendo uno tras otro, no sin ofrecer una heroica resistencia. No estamos en guerra, pero la derrota de la Comuna muestra la vulnerabilidad del poder asambleario. La URSS salió adelante gracias a las decisiones de Lenin, que subordinó los soviets a un Soviet Supremo, pese a que sus intenciones iniciales eran destruir al “parásito”, es decir, al Estado.
¿PODEMOS CAMBIAR EL MUNDO?
Se han dicho muchas cosas sobre el origen de Podemos. Algunos afirman que es una creación de Izquierda Anticapitalista, un Espacio Alternativo fundado en 1995 por militantes de la Liga Comunista Revolucionaria. La Izquierda Anticapitalista se declara revolucionaria, internacionalista, socialista y feminista. Se identifica con el marxismo, pero desde una perspectiva plural, abierta y crítica. En 2009, se inscribió en el registro de partidos políticos. No es una creación del 15-M, pero sintonizó con muchas de sus reivindicaciones. Otros sostienen que Podemos es una plataforma creada para forzar el relevo generacional en Izquierda Unida. De hecho, Pablo Iglesias Turrión mantiene unas excelentes relaciones con Alberto Garzón y ha manifestado públicamente que el joven diputado de IU debería encabezar la coalición. Por su parte, Garzón afirma que IU y Podemos convergerán en un futuro no muy lejano. Algunos entienden que ese encuentro significará la superación de la crisis interna provocada por la alianza con el PSOE en la Junta de Andalucía. Aunque las bases se manifestaron a favor de entrar en el Ejecutivo, la participación de IU en la política de recortes ha producido un hondo malestar y una notable pérdida de credibilidad. ¿Hasta qué punto coinciden IU y Podemos? Podemos pide la salida de la OTAN e Izquierda Unida manifiesta que debe crearse otro modelo de seguridad, que nos aleje del imperialismo norteamericano. Ni Podemos ni IU plantean salir del euro, pero sí refundar la Unión Europea para combatir la política neoliberal de la Troika. Por el contrario, el Frente Cívico de Julio Anguita sí se muestra partidario de salir del euro. El tema del euro no es una cuestión marginal, sino una pieza clave de la política actual y futura. Es difícil predecir lo que sucedería si España adoptara esta alternativa. Algunos profetizan un verdadero apocalipsis: fuga de capitales e inversiones, colapso del crédito, incremento de la deuda por la depreciación de la peseta o de la nueva moneda. Matthew Lynn, analista de la firma británica Strategy Economics, elaboró en 2012 un informe que auguraba un cuadro completamente distinto. España podría salir del euro sin grandes sufrimientos, pues posee “una balanza comercial favorable gracias a sus exportaciones y una industria productiva y estable”. Lynn afirma que España no debería buscar su futuro en el mercado europeo, sino en el latinoamericano. Desde esta posición, España podría imitar el ejemplo argentino, pues dispondría de una moneda propia y un banco nacional. Salir del euro sería como romper la paridad con el dólar. Gracias a esa arriesgada apuesta, Argentina pudo devaluar su moneda, aumentar el gasto público, adoptar políticas fiscales progresivas y redistributivas, y reducir su deuda externa de 62.500 millones a 35.300, obligando a sus acreedores a absorber la diferencia (un 42%). El PIB creció espectacularmente: un 90% en una década, con una tasa anual de un 8% y un 9%. El déficit del 5’6% en 2001 se convirtió en 2005 en un superávit del 1’9%. La pobreza se redujo un 30%, el desempleo bajó del 16% al 8% y la deuda pública pasó del 113% del PIB al 72%. Sin embargo, la reciente devaluación del peso argentino ha provocado una escalada inflacionaria, que sólo se ha contenido en el sector de los combustibles, gracias a la intervención estatal. ¿Se hundirá Argentina en una nueva crisis? ¿La reducción de la pobreza en Venezuela, Ecuador, Brasil o Bolivia se consolidará o sólo es un logro provisional? ¿Es posible otro modelo económico en un mundo caracterizado por la libertad de movimientos del capital, la independencia de los bancos centrales, las operaciones especulativas de las agencias de calificación y una casi ilimitada capacidad de maniobra de los fondos y entidades financieras?
Cuando Bill Clinton derogó la ley Glass-Steagall, se suprimió el mecanismo más estricto de regulación y vigilancia bancaria. Hasta entonces, los bancos de inversión no podían aceptar depósitos, gestionar cuentas de créditos y conceder préstamos, actividades reservadas a los bancos comerciales. Esa medida se aprobó al mismo tiempo que se relajaban las exigencias sobre las reservas y se permitía que las agencias off shore –que ocultan la identidad de los depositantes- florecieran a su antojo. El capitalismo de casino logró barra libre y su poder se hizo abrumador. Los beneficios de los bancos se dispararon con operaciones financieras que recurrían a los tecnicismos más intrincados para ocultar su naturaleza criminal y fraudulenta: mercados de futuros, carry trade, derivados, posiciones a corto. Mientras crecía la deuda pública y privada, los beneficios fluían hacia los paraísos fiscales. Se cree erróneamente que los paraísos fiscales sólo se hallan en islas exóticas, pero la realidad es que “están organizados y soportados por los Estados” (Vicenç Navarro). Por ejemplo, las leyes de Estados Unidos permiten a sus bancos aceptar dinero procedente de actividades delictivas, siempre y cuando los delitos se hayan producido en el exterior y no entre sus fronteras. El resto de los países no son más escrupulosos y, con el pretexto del secreto bancario, lavaron 238.000 millones de euros procedentes del narcotráfico entre 2007 y 2009. Cuando los bancos sufrieron graves pérdidas por culpa de la crisis, resolvieron sus problemas de liquidez con el dinero producido por el tráfico de drogas, armas o personas. Los rescates bancarios, que socializaron las pérdidas, aportaron el resto, condenando a millones de personas al paro, la pobreza y los desahucios. ¿Se puede luchar contra todo esto desde las instituciones? ¿Podemos y una Izquierda Unida renovada pretenden ser la versión española de la revolución bolivariana, rebelándose contra la Troika y el imperialismo norteamericano? ¿Es posible avanzar hacia el socialismo por vías pacíficas y exclusivamente democráticas? ¿Por qué escamotear una ideología que representa la única alternativa consistente al capitalismo? No hay una Tercera Vía, salvo que algún despistado haya olvidado las políticas de Tony Blair y Gerhard Schröder, desmontando el Estado del bienestar, con el pretexto de modernizar la socialdemocracia. Podemos nace con tres graves lastres. Primero: sus líderes son figuras mediáticas y su popularidad se asocia muchas veces a lo frívolo, lo previsible y lo prefabricado, particularmente cuando son excesivamente jóvenes. Tal vez no sea cierto, pero les costará mucho trabajo romper ese cliché y convencer de que no se trata de una opción personalista. Segundo: su miedo a emplear los símbolos y los discursos de la izquierda tradicional atrae a ciertos votantes, pero produce desconfianza en los que siempre se han identificado con el socialismo o el comunismo. No sé si merece la pena captar a esos votantes y sacrificar de entrada a los que nunca han perdido la conciencia social y política. Y tercero: hablan de crear alternativas al sistema de partidos, pero se presentan como fuerza política al Parlamento Europeo. El anarquismo –tal vez la forma más radical y sincera de insurgencia contra el capitalismo- jamás pactará con círculos que apuntan hacia un centro convencional. Es decir, hacia la constitución de un partido en un sistema diseñado por la economía de mercado. No sé si el modelo asambleario puede generar un poder popular capaz de subvertir el orden establecido. Me inclino a pensar que sólo es eficaz para objetivos puntuales. Pablo Iglesias Turrión elogia a los vecinos de Gamonal, pero los Círculos rechazan la etiqueta de “células revolucionarias”. Gamonal no ha surgido como una iniciativa revolucionaria, pero ha demostrado que las batallas se ganan en la calle, muchas veces de forma violenta, revolucionaria. Podemos no es el PSOE en vísperas de su victoria electoral, pero la sombra del desencanto ya le pisa los talones. Tendrá que resolver sus contradicciones y mostrar claramente sus cartas, si no quiere convertirse en una fuerza parlamentaria más, con escasas posibilidades de gobernar. El bipartidismo ha dibujado un círculo infernal. Para romper ese círculo será necesario más valentía, más transparencia y menos moderación.
submitted by quelconque to podemos [link] [comments]